Trumpet

El momento en que un músico coge su propio instrumento por primera vez se graba en el alma.

Se cierran los ojos y todavía se recuerda ese olor nuevo. Aquella maleta, estuche o funda nadie la había tocado antes. Cando se sebloquean las llaves o corres la cremallera para abrirla una increíble sensación de júbilo invade tu cuerpo. Aquel instrumento, brillante e impoluto, te parece el santo grial.

En la vida de un niño hay momentos inolvidables que se quedan guardados para siempre. La primera vez que te regalan una bicicleta. Las primeras botas de fútbol. Cuando te regalan ese juguete con el que llevas soñando meses…

Nada comparable a la sensación de encontrarte por primera vez con tu nuevo instrumento. Nada como la sensación de sujetarlo por primera vez. Nada como esos primeros sonidos emitidos desde el corazón y el ansia de más. No te quieres separar de él e incluso querrías dormir con él. La mirada de orgullo de tus padres y abuelos. El sentimiento de que puede ser una amistad duradera.

Hace poco más de un año que pusimos en marcha nuestra escuela de música en Granada. Nunca imaginamos que en tan poco tiempo se iba a despertar la pasión. Una pasión que ves en la mirada de los niños al abrir el estuche de su instrumento. Una pasión que se percibe al ver sus miradas llenas de ilusión. Una ilusión desbordada al verles entrar corriendo para mostrar su Santo Grial. Unas carreras que recuerdan a las nuestras propias hace más de 20 años. Una forma de correr que alivia nuestras preocupaciones por si las nuevas tecnologías hacen peligrar este arte. Las miradas de los padres que hacen recordar a la de nuestros propios padres. El esfuerzo de la inversión con tal de ofrecer a sus hijos lo que necesitan.

Decir orgullo es quedarse cortos. La escuela de música granadina Vento se siente privilegiada de haber sido el canal para unir a nuestros alumnos con la música. De unir a nuestros alumnos con sus nuevos compañeros de viaje.  Porque la música une. La música te ayuda a comprender a los demás. La música te libera de prejuicios. La música es un canal de comunicación universal.

Como dijo un querido alumno de Vento escuela de música.

La música, es música.

Fotografía por: Ian D.Keating

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *